Efecto Invernadero

El Efecto Invernadero es un proceso natural de la atmósfera terrestre, por el cual, los gases que se concentran en ella evitan que la radiación de la Tierra recibida por el sol sea devuelta al espacio en proporciones adecuadas, quedando almacenada en capas de la atmósfera. Actúa así, como un invernadero que no obstruye la entrada de calor, pero sí su salida. Este efecto invernadero no supondría un problema serio si no fuera por el aumento progresivo de algunos gases que lo causan, produciendo un sobrecalentamiento global en todo el planeta. Dicho aumento progresivo es consecuencia directa de las emisiones industriales producidas por el hombre.

efecto-invernadero

Los gases que producen el efecto invernadero son:

  • Vapor de Agua (H2O)
  • Dióxido de Carbono (CO2)
  • Metano (CH4)
  • Óxido de Nitrógeno (N2O)
  • Ozono (O3)
  • Clorofluorocarbonos (CFC)

Todos ellos, excepto los CFC, ya existían en la atmósfera de forma natural. Es desde la Revolución Industrial, y con el uso intensivo de combustibles fósiles (Carbón), cuando los niveles de CO2 y N2O han aumentado de forma considerable, permitiendo que le efecto invernadero se intensifique, y que la cantidad de energía acumulada en la atmósfera sea cada vez mayor, con el consecuente incremento de la temperatura.

1260220177efecto_invernadero_calentamiento_global

     Si a todo esto, le unimos como agravante la deforestación, acabando con la fuente natural de absorción del CO2, el problema adquiere un matiz aún más preocupante.

Según la Agencia Internacional de la Energía, las consecuencias del efecto invernadero serán:

  • En los próximos veinte años las proyecciones señalan un calentamiento de 0,2 °C por decenio.
  • Las proyecciones muestran la contracción de la superficie de hielos y de nieve. En algunas proyecciones los hielos de la región ártica prácticamente desaparecerán a finales del presente siglo. Esta contracción del manto de hielo producirá un aumento del nivel del mar de hasta 4–6 m.
  • Habrá impactos en los ecosistemas de tundra, bosques boreales y regiones montañosas por su sensibilidad al incremento de temperatura; en los ecosistemas de tipo Mediterráneo por la disminución de lluvias; en aquellos bosques pluviales tropicales donde se reduzca la precipitación; en los ecosistemas costeros como manglares y marismas por diversos factores.
  • Disminuirán los recursos hídricos de regiones secas de latitudes medias y en los trópicos secos debido a las menores precipitaciones de lluvia y la disminución de la evapotranspiración, y también en áreas surtidas por la nieve y el deshielo.
  • Se verá afectada la agricultura en latitudes medias, debido a la disminución de agua.
  • La emisión de carbono antropógeno desde 1750 está acidificando el océano, cuyo pH ha disminuido 0,1. Las proyecciones estiman una reducción del pH del océano entre 0,14 y 0,35 en este siglo. Esta acidificación progresiva de los océanos tendrá efectos negativos sobre los organismos marinos que producen caparazón.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *