Peculiaridades

La provincia de Málaga destaca por su heterogeneidad de ecosistemas. Debido a las características geológicas y climáticas pasamos de forma brusca desde zonas al nivel del mar a otras zonas con altitud considerable, con abruptas pendientes y zonas llanas. Desde valles a zonas de alta montaña en unos kilómetros. Así, los microclimas son abundantes, y con esto, la vegetación y la biomasa en general que se adapta a cada área.

A grandes rasgos, podemos diferenciar tres grandes zonas de ecosistemas:

  • Una formada por las zonas de montaña de la Serranía de Ronda, Sierra de las Nieves, Sierras Orientales o Montes de Málaga. Son zonas altas, donde predomina el matorral mediterráneo junto a poblaciones arbóreas naturales y de repoblación, pinos, encinas, alcornoques y quijigos en su mayoría. Cabe destacar la presencia del Pinsapo (abies pinsapo), especie endémica de la península y del norte de África.
  • Otra zona, distribuida sobre todo por el norte y este, toda la vega de Antequera, Valle del Río Guadalhorce, o Vega del Río Vélez. Estas son zonas ideales para cultivos, con suelos fértiles y productivos.
  • Y una tercera zona donde encontramos los humedales naturales y los embalses, Laguna de fuente Piedra, de Campillos, desembocadura del Guadalhorce, entre otros. Son zonas de paso y nidificación de aves migratorias, como el Flamenco. Y los embalses construidos por el hombre, como el pantano del Chorro, que acoge las aguas del Guadalhorce, o el de la Concepción, que hace lo propio con las del río Verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *