«

»

jun 24

Noticias: Noche de San Juan, ¿de verdad es la más corta del año?

san juan

El mito sobre la noche de San Juan.

     Esta pasada madrugada se celebró en muchos rincones de España la popular fiesta de San Juan. Pero, ¿qué tiene de real y de leyenda esta noche tan arraigada? La respuesta es sencilla. Esta celebración es anterior al cristianismo, y tenía lugar para dar la bienvenida al solsticio de verano en el hemisferio norte, el cual tiene lugar el 21 de junio, con la noche más corta del año.

Consistía en la purificación de las almas, la bienvenida a los buenos espíritus, y la despedida de todo los malos momentos. Se encendían hogueras como simbolismo de refuerzo sobre el calor del sol, el cual estaba en su apogeo y que poco a poco decaía hasta el solsticio de invierno, el 22 de Diciembre, con la noche más larga.

img_que_es_el_solsticio_de_verano_y_como_se_celebra_6832_orig

     Pero entonces, ¿Por qué celebramos la noche del solsticio el día 23, cuando en realidad ya ha pasado? La respuesta también es simple, y la encontramos en la Iglesia. Con ella, muchas celebraciones paganas fueron eliminadas, o en su caso, adaptadas al calendario cristiano. La bienvenida al verano no era, obviamente, del agrado del cristianismo, pero al tener unas raíces tan profundas, no podían más que reubicarla. El día más cercano y festivo correspondía al 24 de Junio, día del nacimiento de San Juan Bautista. En resumen, celebramos una fiesta pagana, que no católica, dando la bienvenida al verano dando por supuesto que estamos ante la noche más corta, cuando en realidad no lo es.

farolillos-tailandeses-43640-1

     A partir de ahí, numerosas tradiciones se han ido creando y amoldando a esta fiesta que nunca ha perdido su carácter mágico, como mojarse los pies a medianoche, saltar siete olas, saltar sobre las hogueras y quemar los deseos, o encender y soltar los farolillos al viento repletos de buenas voluntades.

Si algún deseo se cumpliera, ya es cuestión de cada uno agradecérselo a San Juan o a los buenos espíritus de nuestros ancestros. Pero lo que está claro, es que no es la noche más corta del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *