«

»

ene 23

Noticias: 2013, el año más caluroso de la década.

1340469377_0

Y entre los 10 más cálidos desde el siglo XIX.

     La Nasa ha dado a conocer el estudio realizado relacionado con los valores registrados de temperatura en el  último año 2013. El resultado, que hemos estado ante el año más caluroso de la última década, y uno de los diez más cálidos desde que comenzaran las mediciones en este sentido, allá por 1880.

     2013 empata en valores de calor con los años 2006 y 2009, en el séptimo lugar de los diez años más calurosos de la historia. Estos datos demuestran que la tendencia del aumento a largo plazo de las temperaturas globales continúa su camino ascendente.

termometro2

     La Nasa ha expuesto en su estudio que salvo 1998, los diez años más cálidos en los últimos 134 años se han registrado a partir del año 2000. Entre ellos, destacan 2005 y 2010 como los más calientes registrados hasta ahora.

     Si comparamos los estudios realizados hace varias décadas, se muestra como la Tierra ha ido aumentando progresivamente su temperatura media, debido, sobre todo, a los gases que producen el efecto invernadero.

     La temperatura media para el 2013 fue de 14,6ºC, esto es, 0,6ºC más que la media para el siglo XX. Desde que se comenzaron a recabar datos de temperetura, esta ha aumentado 0,8ºC. Y continúa al alza.

Francia-fuente-refrescarse-Albi-sudeste_TINIMA20120821_0341_3

        El nivel de dióxido de carbono en la atmósfera era de aproximadamente 285 partes por un millón en 1880, el primer año en el que el GISS (Instituto Goddard de la Nasa para Estudios Espaciales) registró la temperatura, mientras que en 1960, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera fue de aproximadamente 315 partes por un millón. Esta medida alcanzó su punto máximo el año pasado en más de 400 partes por un millón.

     Es decir, estamos ante otra prueba científica de que el calentamiento global es un hecho, no un supuesto. Por lo tanto, la conclusión final radica en que los próximos años han de caracterizarse por un intento real de superar este problema, y no de enmascararlo bajo intereses económicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *